Iván Arenas, el show de uno sin producción

Categoría de nivel principal o raíz: Nuestras opiniones Categoría: Consumo Cultural Publicado: Domingo, 28 August 2016 Escrito por Superadministrador

Con una presentación que sólo dependía de su gran simpatía, Ivan Arenas dejó satisfecho al público que lo vió en el Centro Español en un espectáculo que, con algo de ingenio en la producción, podría ser un exitoso café concert, mucho más elegante que una sencilla carpa dónde encontrar el ingreso era un acto de intuición.

Artículo preparado por Alejandro Pujá Campos,

Presidente de Consumidores Asociados.

El sábado 27 de agosto se presentó Iván Arenas, en una carpa emplazada en los jardines del Parque María Luisa, Centro Español de Rancagua. Con la natural simpatía que le conocemos desde el profesor Rossa, no tuvo inconveniente en conectar de inmediato con un público que, según la misma encuesta a mano alzada que hizo, había crecido viéndolo en uno de los más exitosos programas infantiles de la televisión chilena. Sacó carcajadas cuando ironizó que con esa popularidad lo hayan despedido de canal 13.

En dos horas de presentación, se paseó por un repertorio conocido, circunstancia que no impidió que el público disfrutase y aplaudiese cada uno de sus largos cuentos, los que decía abreviar en razón del tiempo.

Pero esta nota no es sólo para decir lo bien que Iván Arenas lo hace, sino para dejar constancia de todo lo que su espectáculo no tuvo y lo que podría tener, con un poco de más esfuerzo en la producción.

Se entiende que se use una carpa pues el Centro Español tiene una casa colonial central destinada a restaurante y, aunque se derribaran todas sus paredes interiores, no soportaría el numeroso público. Pero no se entiende que no se señalice dónde está la entrada, que una alfombra sea un peligro para los asistentes pues muchos tropezaron con ella y que el escenario sean sólo una sábanas blancas, sin gráfica alguna, cero escenografía.

El subido tono de los chistes, propio de un espectáculo para adultos, daba para un café concert, con mesitas y servicio donde los espectadores pagaríamos algo más por un espectáculo en un ambiente más sofisticado.

Cabe señalar que la empresa encargada de la venta de entradas, Ticketpro, debió anunciar rebajas del 50% pues es claro que el personaje, por muy querido, no concitaba tanto fervor como para pagar $20 mil o más.

Hay muchos que lo fueron a ver porque además es rancagüíno y, con dos o tres preinfartos en el cuerpo, tema que fue buena parte de su rutina, quizás sea de culto haber estado en una de sus presentaciones en vivo.

Arenas anunció volvía en noviembre. Ojalá que la salud acompañe al profesor Rossa y su equipo piense en una puesta en escena más creativa, quizás con Guru Guru, Don Carter u otros invitados, más en el estilo de lo que hace Coco Legrand, elevando la categoría de una materia prima elemental: la simpatía y picardía de un verdadero personaje de la televisión nacional.

Visto: 1184

Buscador en Consumidores Asociados