Cosas del Alma, el concierto sin edad

Categoría de nivel principal o raíz: Nuestras opiniones Categoría: Consumo Cultural Publicado: Sábado, 04 August 2018 Escrito por Superadministrador
El viernes 3 de agosto fueron recibidos en el Teatro Regional de Rancagua dos figuras que sólo la amistad pudo unir, quienes brindaron un delicado concierto de voz y piano que dejó a los asistentes felices, pero con las ganas de un poco más.
Presidente de Consumidores Asociados.

Se trató de la exquisita presentación de Valentín Trujillo y Natalía Ramirez, denominada "Cosas del Alma", quienes con poco más de una docena de temas cautivaron a un teatro que los escuchó con deleite.

Para Valentín Trujillo sobran las palabras para calificar su excelente interpretación al piano, único instrumento de la ocasión, el que se mezcló con la estupenda y clara voz de Natalia Ramírez, conocida principalmente como la solista de la orquesta de ska jazz Santiago Downbeat, personaje menos popular que Trujillo, pero que tiene suficientes credenciales para proyectarse como una gran figura artística.

Valentín Trujillo y Natalia Ramírez en el Teatro Regional de Rancagua, viernes 3 de agosto de 2018

A mitad del programa, se invitó a un amigo de Trujillo y Ramírez, el intérprete Rodrigo González, que en un par de temas, el segundo a duo con Ramírez, demostró ser un aporte a la ocasión.

Luego del cambio de vestuario de Natalia, que había aparecido muy jovial y ahora se  presentaba con un elegante vestido negro, se pasó a la continuación del programa, el que constaba en una linda tarjeta entregada a cada asistente, como para guardarla de recuerdo.

Así, los temas fueron desfilando, uno a uno, en una impecable ejecución. Natalia Ramírez es muy histriónica, con una enorme sonrisa y una gesticulación facial que comunica tanto como su excelente pronunciación, especialmente en los temas en inglés, como "Love is here to stay", de George Gershwin.

Rodrigo González, Valentín Trujillo y Natalia Ramírez en el Teatro Regional de Rancagua, viernes 3 de agosto de 2018

En español destacaron "Cosas del Alma", de Pepe Delgado; "A tu recuerdo", del extinto y recordado Jorge Pedreros; y los medleys que incluyeron clásicos románticos como el bolero "La puerta", de Luis Demetrio; "Piel canela", de Bobby Capó y "La noche de anoche", de René Touzet.

Cada tema tuvo una breve introducción a cargo de Valentín Trujilllo, una verdadera institución musical e histórica que conoció a varios de los compositores de los temas que se interpretaron, como es el caso de Pedreros; Touzet, que se casó con Olga Guillot; y de Luis Bahamonde, del que se interpretó el tema "Sin retorno".

El programa adelantaba sería una presentación algo corta, la que sólo se extendió gracias a la presentación de Rodrigo González y a un sólo tema adicional, en el clásico bis.

A modo de consuelo, nos enteramos por los mismos artistas que están grabando juntos y el disco que salga de este trabajo promete mucho después de verlos en vivo.

El viernes 3 de agosto fueron recibidos en el Teatro Regional de Rancagua dos figuras que sólo la amistad pudo unir, quienes brindaron un delicado concierto de voz y piano que dejó a los asistentes felices, pero con las ganas de un poco más.
Presidente de Consumidores Asociados.

Se trató de la exquisita presentación de Valentín Trujillo y Natalía Ramirez, denominada "Cosas del Alma", quienes con poco más de una docena de temas cautivaron a un teatro que los escuchó con deleite.

Para Valentín Trujillo sobran las palabras para calificar su excelente interpretación al piano, único instrumento de la ocasión, el que se mezcló con la estupenda y clara voz de Natalia Ramírez, conocida principalmente como la solista de la orquesta de ska jazz Santiago Downbeat, personaje menos popular que Trujillo, pero que tiene suficientes credenciales para proyectarse como una gran figura artística.

Valentín Trujillo y Natalia Ramírez en el Teatro Regional de Rancagua, viernes 3 de agosto de 2018

A mitad del programa, se invitó a un amigo de Trujillo y Ramírez, el intérprete Rodrigo González, que en un par de temas, el segundo a duo con Ramírez, demostró ser un aporte a la ocasión.

Luego del cambio de vestuario de Natalia, que había aparecido muy jovial y ahora se  presentaba con un elegante vestido negro, se pasó a la continuación del programa, el que constaba en una linda tarjeta entregada a cada asistente, como para guardarla de recuerdo.

Así, los temas fueron desfilando, uno a uno, en una impecable ejecución. Natalia Ramírez es muy histriónica, con una enorme sonrisa y una gesticulación facial que comunica tanto como su excelente pronunciación, especialmente en los temas en inglés, como "Love is here to stay", de George Gershwin.

Rodrigo González, Valentín Trujillo y Natalia Ramírez en el Teatro Regional de Rancagua, viernes 3 de agosto de 2018

En español destacaron "Cosas del Alma", de Pepe Delgado; "A tu recuerdo", del extinto y recordado Jorge Pedreros; y los medleys que incluyeron clásicos románticos como el bolero "La puerta", de Luis Demetrio; "Piel canela", de Bobby Capó y "La noche de anoche", de René Touzet.

Cada tema tuvo una breve introducción a cargo de Valentín Trujilllo, una verdadera institución musical e histórica que conoció a varios de los compositores de los temas que se interpretaron, como es el caso de Pedreros; Touzet, que se casó con Olga Guillot; y de Luis Bahamonde, del que se interpretó el tema "Sin retorno".

El programa adelantaba sería una presentación algo corta, la que sólo se extendió gracias a la presentación de Rodrigo González y a un sólo tema adicional, en el clásico bis.

A modo de consuelo, nos enteramos por los mismos artistas que están grabando juntos y el disco que salga de este trabajo promete mucho después de verlos en vivo.

El aire acondicionado y el sonido

El Teatro de Rancagua sigue estando en excelentes condiciones. No obstante, algún problema con el aire acondicionado hizo bajar la temperatura más allá de lo adecuado, a pesar de los esfuerzos de un funcionario que, varias veces, puso sus manos en las celosías por donde se filtraba el frío y luego iba al interior a, presuntamente, controlar la temperatura.

En cuanrto al sonido, como se trató de un noble piano tocado por un eximio pianista, no fue necesario taparse los oídos, como en otras ocasiones donde el exceso de volúmen se convierte en un rudio infernal que demuestra que en la sala de sonido sólo hay descriteriados. Esta vez los descriteriados estuvieron cesantes.

Así que ahora, sólo resta esperar la publicación del disco en que trabajan Valentín y Natalia, que se espera será una magnífica pieza artística, seguramente de colección.

Visto: 215

Buscador en Consumidores Asociados